TEL. +34 971 227 603

¿Cuál es la mejor edad para empezar a aprender un segundo idioma?

Viviendo en una isla como Mallorca, es común oír a niños de tan sólo 4 o 5 años hablando en diferentes idiomas, tal vez cambiando fácilmente del inglés de su madre o del alemán de su padre al español y al catalán que estudian y escuchan en el colegio. Como alguien que ve el tiempo y el esfuerzo que la mayoría de los estudiantes adultos ponen en aprender un nuevo idioma, este bilinguilismo parece un oportunidad extraordinario para dar a su hijo.

Los padres a menudo nos preguntan cuál es la mejor edad para empezar a sus hijos con el aprendizaje de un segundo idioma y siempre respondemos “cuanto antes, mejor!”. Los niños están más abiertos a la adquisición del lenguaje a una edad muy joven – la edad que están abordando su propia lengua nativa! Sus cerebros están desarrollados para absorber nuevo vocabulario y gramática, copiar nuevos sonidos y pronunciar palabras nuevas correctamente. Durante este período crítico, son específicamente sensibles a la gramática, ya que las reglas y estructuras pueden ser asimiladas y mas adelante pierden esta capacidad. ¿Y lo mejor? ni siquiera saben que están aprendiendo. Sus cerebros son perfectamente capaces de adquirir dos, tres o más idiomas efectivamente al mismo tiempo.

¿Cuánto tiempo queda abierta esta ventana crítica de aprendizaje de idiomas ? Exponer a sus hijos al inglés (u otro segundo idioma) desde lo más joven posible es lo óptimo -si no puedes comunicarse en ese idioma , el Internet puede proporcionar una gran cantidad de canciones, historias, rimas infantiles y dibujos animados en cualquier idioma. Cuando llegan a los tres o cuatro años pueden asistir a clases y continua su aprendizaje a través de canciones, juegos, e historias de una forma mas interactiva. Algunos estudios sugieren que la capacidad de un niño para aprender un idioma alcanza su pico a los 6 o 7 años, mientras que otros sostienen que esta capacidad dura hasta la adolescencia -pero casi todos los expertos coinciden en que cuando termina el pubertad , también termina esta posibilidad fantástica para aprender idiomas.